El aceite de oliva español conquista el mundo

España distribuirá la mitad de las botellas de aceite de oliva que se consuman en 2012

España lleva cuatro años de récords en exportación de aceite de oliva y en 2012 logrará superar a Italia y Grecia, distribuyendo la mitad de las botellas de aceite de oliva que se consumirán en el mundo.

Por primera vez en la historia, la mitad de las botellas de aceite de oliva que se consumirán en el planeta serán made in Spain. Los productores españoles están de enhorabuena y también la cultura mediterránea que, tras años de promoción, ha logrado que países tan amantes de la mantequilla como Reino Unido lleguen a consumir un litro por persona y año. Las importaciones de aceites de oliva en Reino Unido han crecido entre 2002 y 2010 un 83% (de 34.153 a 62.507 toneladas)

Hoy, la mayoría de los habitantes del planeta asocian el aceite de oliva a la salud. El problema es que no todos lo vinculan a España. Italia nos lleva la delantera. "Los italianos han sabido vender mejor su marca y en el mundo siguen teniendo más prestigio, aunque nosotros produzcamos más"

Desde que España entró en la UE, las producciones españolas han crecido año tras año gracias a las nuevas plantaciones. Mientras hace 25 años la producción era, en el mejor de los casos, de 500.000 toneladas, la que se espera en esta campaña será de 1,6 millones de toneladas. El porcentaje de exportación también ha ido creciendo. Cuando había una producción de 500.000, la exportación solía ser del 20%. En 2011 el 60% de la cantidad producida se destinó a la exportación, según la Agencia para el Aceite de Oliva.

Entre las múltiples conquistas de nuestro aceite, Rafael Pico resalta una: "Hemos batido récord en el envasado, que es lo que proyecta la imagen de España y los aceites españoles a través de sus marcas. El salto de calidad se dará cuando el consumidor vea en los estantes de los supermercados las marcas españolas, porque nosotros vendemos mucho más a granel que Italia, que logra vender su marca y sus envases. El granel es algo que hoy compras a España, mañana a Italia y al otro a Túnez, pero la marca no."