Fundación del Jamón Serrano

Fundacion-Jamon-Serrano

La Fundación del Jamón Serrano nace en el año 2000, por iniciativa de la Mesa del Jamón de CONFECARNE, que agrupa a más del 80% de la producción de jamón curado en España, como una entidad sin ánimo de lucro para gestionar y dirigir el proyecto de la implantación y gestión de la ETG del Jamón Serrano, convirtiéndose de esta manera en el centro y motor de la misma.

La Fundación, como Órgano de Representación de la ETG del Jamón Serrano, trabaja en la protección, mejora, proyección y promoción del Jamón Serrano de calidad, diferenciándolo del resto de jamones curados que no se elaboran conforme marca el Pliego de Condiciones y que no garantizan la calidad mínima exigible que garantiza el cumplimiento de la ETG.

Por ello ha creado una contramarca que permite distinguir al verdadero Jamón Serrano, ofrece confianza sobre la máxima calidad de los productos, fomenta el conocimiento de la Especialidad Tradicional Garantizada y otorga prestigio a las piezas que la ostentan.

Solo aquellas piezas que cumplen los requisitos mínimos exigidos pueden acogerse a la denominación de Jamón Serrano, y solo las mejores de éstas a su vez, pueden distinguirse con la contramarca de la Fundación.

Para más información:
FUNDACIÓN JAMÓN SERRANO
Web: fundacionserrano.org
José M. Alvarez. Tel.: 646 65 28 46.
E-mail: comunicacion@fundacionserrano.org

La Fundación cerró 2011 con una subida del 8,7% en el volumen comercializado

La Fundación del Jamón Serrano Español cerró el ejercicio 2011 con un 8,7% de incremento en el volumen de producto amparado por sus contraetiquetas respecto al año anterior, lo que supone que sus asociados comercializaron un total de 2,5 millones de piezas equivalentes de las diferentes categorías y en todas las presentaciones.

El crecimiento se ha registrado tanto en las presentaciones de loncheados y porciones (+7,1%), que son los formatos que más desarrollo han experimentado en los últimos años de acuerdo a las tendencias del mercado de alimentación, como en el consumo de jamones en piezas (+12,4%), que han remontado la tendencia a la estabilización. La tendencia positiva de crecimiento se ha registrado en las dos categorías de producto amparado, la etiqueta Reserva (12 meses de curación mínima) y la de Gran Reserva (jamones con más de 15 meses de curación).

Estas cifras suponen un buen resultado tras los dificilísimos ejercicios 2009 y 2010, en los que la retracción general del consumo, tanto en el hogar como el extradoméstico, afectó de forma sensible a la comercialización de todos los tipos de jamones curados, y permiten afrontar a las empresas integradas en la Fundación un año 2012 con mejores expectativas, tanto en el mercado nacional como en los mercados de exportación.